La región de la frente o frontorbitaria tiene una especial significación en el contexto del envejecimiento facial, pues es la ventana de la expresión fisiognomónica que a veces con su aspecto de fatiga y de tristeza no refleja la realidad de una cara aún joven”.

Muchas veces, sin necesidad de realizar un lifting total, podemos elevar las cejas, y suavizar las arrugas de la frente y el entrecejo con un lifting frontal convencional o laparoscópico. El rostro deberá ser evaluado con detenimiento por el especialista, debido que a veces creemos que sobra piel en el párpado superior, y lo que realmente ocurre es que esa ceja ha descendido 1 centímetro y otorga fatiga a la mirada.

Este procedimiento es ideal para pacientes que requieren botox constantemente en esa zona, ya que con este procedimiento no lo necesitarán más.