La nariz es el rasgo más prominente en la cara humana. Una nariz estéticamente poco atractiva puede ser una fuente de gran angustia para  hombres y mujeres por igual. La rinoplastia, o cirugía de nariz, es un procedimiento quirúrgico diseñado para producir cambios en la apariencia, estructura, e incluso la función de la nariz. Es uno de los procedimientos más comunes realizados por cirujanos plásticos. La rinoplastia puede remodelar la nariz reduciendo o aumentando el tamaño de la misma, refinando la punta, eliminando o aplanando el dorso nasal, reduciendo el ancho de las alas de la nariz, cambiando el ángulo entre la nariz y la boca, o corrigiendo las lesiones, defectos de nacimiento, u otros problemas que afecten a la respiración. Es un procedimiento altamente individualizado,  diseñado para satisfacer las necesidades  y  expectativas de cada paciente .
Un aspecto armónico de las proporciones faciales esencialmente dependen de la forma y el tamaño de la nariz.

El procedimiento
Una corrección de nariz es un procedimiento que normalmente no tarda más de 1-2 horas. Sin embargo, requiere una gran cantidad de experiencia,  habilidad quirúrgica y  sentido  estético. Se sabe que es el procedimiento más difícil en cirugía plástica. Es importante no sólo para volver a dar forma a la parte exterior de la nariz, sino también para realizar un tratamiento funcional sobre el esqueleto nariz (estructura ósea y cartilaginosa).
Por las razones expuestas, el procedimiento debe ser cuidadosamente planificado en relación con los principios de la estética y funcionalidad.
La cirugía se realiza bajo anestesia general. Las incisiones se realizan dentro de la nariz (en el área de la membrana mucosa nasal).
Se coloca un yeso que estabiliza la nueva forma de la nariz durante una semana.  Se puede producir hinchazón durante los primeros 10 días posteriores a la cirugía, en particular, en la raíz de la nariz, así como  moretones alrededor de los ojos. Todo se desvanece al cabo de 2 semanas.



Rinoplastia en el hombre
Un aspecto armónico facial depende fundamentalmente de la forma y el tamaño de la nariz, debido a que es el rasgo predominante en el rostro.  Una rinoplastia puede suavizar el dorso nasal mediante la eliminación de una giba demasiado prominente . También puede mejorarse la punta nasal solamente, o corregir una asimetría en las alas que está presente desde el nacimiento. En el hombre, generalmente se asocian problemas en la obstrucción de aire, por golpes o traumatismos en la juventud que deberán ser corregidos.  En el caso de adolescentes, recomendamos que el procedimiento quirúrgico se realice  sólo después de que el esqueleto facial se haya completado, por lo tanto, no antes de haber alcanzado los 16 años de edad. También es importante que sean los propios adolescentes los que tengan el deseo de mejorar su nariz, y no que se deba a la indicación de sus padres.
Cuando las personas envejecen, la forma de la nariz también cambia. Se incrementa en tamaño y particularmente en longitud. En la edad avanzada reducir el tamaño de la nariz, por consiguiente, se ve como una medida de rejuvenecimiento.



El procedimiento
Es un procedimiento que normalmente no tarda más de 1-2 horas. Sin embargo, requiere una gran cantidad de experiencia, habilidad quirurgica y sentido estético. Se sabe que es el procedimiento más difícil en cirugía plástica. Como dijimos anteriormente no solo es importante mejorar la parte exterior de la nariz, sino también solucionar los problemas funcionales que puedan existir en la respiración, como consecuencia de un tabique nasal inclinado o por inflamación de las membranas mucosas que obstruyen el flujo de aire.
Por las razones expuestas, el procedimiento debe ser cuidadosamente planificado en relación con los principios de la estética y funcionalidad.
La cirugía se realiza bajo anestesia general. Las incisiones se realizan dentro de la nariz (en el área de la membrana mucosa nasal).
Siempre es necesario colocar una ferula de yeso por el transcurso de unos 7 días para estabilizar la nueva forma de la nariz.

Anestesia: local acompañada de una sedación.
Duración de la cirugía: 1 hora
Recuperación: La mayoría de los pacientes de una operación de rinoplastía pueden realizar sus tareas normales en uno o dos días. Requiere yeso por una semana.