El lifting de cuello, o cervicoplastia, es un procedimiento quirúrgico diseñado para mejorar los signos visibles de envejecimiento en el cuello. Es comparable al lifting facial, sin embargo, el cuello a menudo se puede mejorar con pequeños procedimientos mínimamente invasivos, o  también con liposucción. Un lifting de cuello se puede realizar solo o en combinación con otros procedimientos, tales como lifting de la frente, cirugía de párpados, cirugía nasal,  liposucción,  injertos de grasa, peelings  químicos o con láser ,o  inyecciones de Botox.
En casi todos los casos es adecuado  llevar a cabo una liposucción del cuello antes de realizar el lifting. Si además la paciente presenta fibras musculares evidentes (bandas musculares), será necesario realizar una pequeña incisión submentoniana, de 3 o 4 cm, para eliminarlas.

Incisiones

—- = incision en el menton. / xxx = lipoaspiracion

Tipo de anestesia: Local con sedación anestésica.
Duración de la cirugía: Entre 90 minutos y 2 horas.
Recuperación: cirugía ambulatoria.