Mamas

INCLUSIÓN MAMARIA.
Las razones para un aumento mamario varían de una paciente a otra. Alrededor de la mitad de las pacientes tienen senos que son demasiado pequeños, debido a razones genéticas. Llevan una talla determinada y, a veces usan almohadillas (push up) para hacer que sus senos parezcan más grandes. Estas mujeres a menudo tienen problemas para quitarse la ropa delante de su pareja o para usar un traje de baño. Una diferencia natural en el tamaño entre los dos senos puede corregirse mediante el aumento del más pequeño o levantar y achicar el seno mas grande. Otras razones para tener un aumento mamario se deben a las preferencias personales, y el deseo de tener mamas más grandes y más plenas. Las mujeres muchas veces quieren usar camisetas sin sujetador, o mostrar un hermoso escote. En contraste con el proceso de envejecimiento, los cambios en la forma de la mama, ocurren con relativa rapidez. Las mujeres generalmente recuerdan cuando tenían mamas más grandes y refieren que son demasiado jóvenes para tener caídos los senos.

Hay varios implantes para elegir. Dependiendo de la figura que posea, y sus deseos, necesitará un tipo de implante distinto en cada caso. En la consulta se tocaran otros tópicos como donde realizar la incisión de forma más conveniente, el tamaño de los implantes de acuerdo a su estatura y espalda, el tipo de piel que usted tiene, su estilo de vida (deportes, etc) y si usted está planeando dar de mamar o no. También si lo indicado es que la prótesis este por delante o por detrás del musculo, para darle una apariencia más natural en este ultimo caso.

Después de la cirugía se recomienda llevar un sujetador deportivo durante aproximadamente 2 semanas. Los signos de un procedimiento quirúrgico tales como la hinchazón y la coloración de la piel se curan por completo en unas pocas semanas. El cirujano que llevara a cabo el procedimiento le dará información detallada sobre los resultados reales que puede esperar, así como los riesgos, y las posibles complicaciones.

Incisiones

Lifting de mamas (mastopexia)

Después del embarazo y de los períodos de lactancia materna, los senos cambian de forma y tamaño, haciéndose más chicos (atrofia) y descendiendo el complejo areola pezón. También aparecen estrías en las mamas que le confieren un aspecto avejentado. Una vez que esto se produce, es poco probable que recuperen su forma original. Cada nuevo embarazo tiene un nuevo efecto negativo sobre la forma de los senos.

En las mujeres que tienen sobrepeso, una gran parte del tejido mamario es grasa, si sufre oscilaciones de peso, esa es también una causa para que los senos se atrofien y caigan, dando como resultado una flaccidez severa de las mamas, debido a su propio peso. La reducción de peso y por lo tanto la pérdida de grasa de la zona, produce más relajación de los senos. Las adolescentes que experimentan fuertes fluctuaciones de peso también pueden sufrir de senos caídos.

¿Qué tienen en común todos estos casos?
La mitad superior de la mama es plana, especialmente en el escote, y la mitad inferior de la mama es muy pesada y presenta una flaccidez marcada. El desplazamiento hacia abajo del centro de la mama, aumenta la presión sobre la areola que como consecuencia crece hasta un tamaño desproporcionado (aumenta el diámetro). Los pezones se muestran cada vez más hacia abajo en vez de hacia adelante.

Esta variedad de cambios requiere algo más que levantar la piel para corregirlos y lograr resultados permanentes. Por las razones expuestas, es necesario realizar un procedimiento de cirugía plástica que implique la mejora del escote, el levantamiento de los senos, y la reducción de la areola del pezón. Con la ayuda de nuevas técnicas, estas variedades de problemas se pueden solucionar logrando resultados permanentes. La flaccidez de mama y la pérdida de tejido mamario, pueden alcanzar un nivel que hace imposible restaurar la forma y el tamaño anterior del pecho. En este caso se requiere un implante. Todas estas preguntas y aspectos relacionados con las variables del procedimiento son evaluados y discutidos en detalle durante la consulta.

Reducción Mamaria

Mamas excesivamente grandes, o macromastia, pueden causar dolor de espalda, hombros, posturas inadecuadas, erupciones en la piel, deformidades esqueléticas y baja auto-estima. La cirugía de reducción mamaria, se realiza para proporcionar alivio a estos síntomas, pero también, y fundamentalmente, para mejorar la apariencia de los senos. Aunque hay una variedad de diferentes técnicas quirúrgicas utilizadas para reducir y remodelar los senos grandes, todos los procedimientos eliminan grasa y tejido de la glándula mamaria y tensan la piel para producir senos más pequeños, más livianos, y que queden en armonia con el resto del cuerpo.
Los problemas pueden afectar a las mujeres en diferentes etapas de la vida. Por un lado, afecta a mujeres jóvenes con senos muy grandes y desproporcionados, alterando no solo la figura sino también su forma de ver el mundo ya que se sienten desvalorizadas por las críticas que recibe del medio. Para una mujer que tiene una figura normal, pero mamas muy grandes, es difícil ocultarlas con la ropa. Esto causa un comportamiento social diferente, especialmente en las niñas. Las mujeres más maduras que tienen senos grandes, pesados y con frecuencia mucha flaccidez, muy a menudo han llegado a un acuerdo con el problema, pero aún conciben el deseo de tener mamas mas chicas en algún momento de sus vidas.
Las expectativas con respecto a los resultados del procedimiento difieren significativamente de paciente a paciente. Los que tienen problemas de leve a moderado, quieren ver un cambio de la flaccidez, ver sus mamas más elevadas, llenando el polo superior para un mejoramiento del escote. Las que tienen mamas muy grandes quieren que queden lo más pequeñas posible para estar libres de quejas.
La sensibilidad y la capacidad de amamantar se conservan. Un efecto lifting claro ya se puede ver en el posoperatorio inmediato. Las cuestiones relativas a aspectos como el tamaño y forma del pecho, cicatrices, sensaciones, y la posibilidad de amamantar, pueden ser discutidas en las sesiones de consulta individual.

Reconstrucción Mamaria

El cáncer de mama es una enfermedad frecuente, que ocurre en casi 1 de cada 9 mujeres en Argentina. A pesar de que los avances en el tratamiento médico y quirúrgico han permitido la conservación del seno, muchas veces, es necesaria una mastectomía (extirpación de la mama). En el pasado, esta operación ha dejado mujeres con deformidades estéticas con devastadoras consecuencias psicológicas. La tecnología quirúrgica moderna hace posible reconstruir una mama de aspecto natural después de la mastectomía por cáncer u otras enfermedades. El procedimiento es comúnmente iniciado, y a veces terminado, inmediatamente después de la mastectomía, de modo que la paciente se despierta con una mama nueva. Por otra parte, la reconstrucción puede comenzar meses o años después de la mastectomía. Hay varias maneras para reconstruir la mama, con y sin implantes. La reconstrucción del seno no afecta a la recurrencia del cáncer, no causa otras enfermedades, y no afecta el tratamiento de quimioterapia o radiación.

Tipo de anestesia: local con sedación anestésica
Duración de la cirugía: 2 horas
Recuperación: Al segundo día se retira el vendaje y se coloca un sujetador adecuado. No pudiendo realizar esfuerzos durante diez días. A partir del segundo día podrá, poco a poco, ir reincorporándose a sus tareas cotidianas.