Al sonreír, reír, fruncir el ceño, o mirar desconcertado, se contraen los músculos de su cara. Con el tiempo, estas contracciones producen arrugas permanentes y surcos profundos en la piel, especialmente alrededor de los ojos (patas de gallo), boca (líneas de marioneta), entre las cejas (entrecejo), y en la frente. Estas arrugas pueden hacer que luzca mayor, triste, enojada o mas cansada de lo que usted está. BOTOX ®, toxina botulínica tipo A, es un agente terapéutico relajante muscular aprobado por la FDA para varios usos. Cuando se utiliza con fines cosméticos, es una forma rápida, segura y eficaz de reducir y eliminar arrugas faciales sin cirugía y con poco o ningún tiempo de inactividad y además sin molestias.
La toxina botulínica tipo A (Botox ®) es una sustancia que atenúa la contracción de los músculos faciales.

Después del tratamiento con toxina botulínica tipo A, la gente suele parecer más joven y más relajada. La expresión facial natural es preservada por el resto de los músculos mímicos. El tratamiento muestra un efecto máximo tras unos 14 días de colocado el producto. Los resultados duran alrededor de 4, 5 o 6 meses. Las inyecciones pueden repetirse tantas veces como el paciente desee y puede ser combinado con ácido hialurónico para el tratamiento anti-arrugas sin ningún problema.

Areas a tratar