fbpx

La cara es el rasgo clave en la determinación del atractivo físico de una persona. Es lo primero que se nos demuestra, y es con lo que interactuamos en el diario vivir. Las personas que tienen un esqueleto facial fuerte tienden a presentar una mejor apariencia y a demorar más en mostrar los signos de envejecimiento. El tercio inferior de la cara es una zona común de preocupaciones estéticas. Es por eso que una mandíbula débil, hace que nuestra cara pierda armonía, y por ende, no quede bien integrada a otras zonas del rostro.

La apreciación de la belleza facial masculina (atractivo), se ha ido desarrollando con el paso del tiempo, para tener la capacidad de elegir la mejor pareja posible. Es por eso, que la belleza ha sufrido una implacable selección evolutiva. Es precisamente la apreciación de esta belleza, la que nos sirve para elegir la pareja más útil , a pesar de que desconocemos las razones profundas de ello.
Hay muchos estudios evolucionistas acerca de las características de la belleza masculina, pero casi ninguna de ellas habla de la importancia del mentón en los seres humanos, sobre todo en el hombre, a pesar de ser el único animal que lo posee. Parece mentira que la mayoría de los evolucionistas sigan abogando que el mentón carece de utilidad.

El mentón protege los dientes y por eso puede ser una contra-adaptación única para protegerse de otra adaptación casi única del ser humano: la capacidad de golpear con las extremidades superiores. Los caninos del resto de los vertebrados, como la del primate de la foto, nacen directamente del borde de la mandíbula, mientras que en los seres humanos crecen más protegidos de los golpes. El mentón humano sobresale no solo por delante, sino hacia los lados, y por eso protege los preciosos dientes. El mentón de los hombres sobresale más que el de las mujeres por razones obvias, si aceptamos esta explicación. . La mandíbula es un hueso fácil de romper debido a los golpes de los puños o las patadas en una pelea. Con la mandíbula rota es imposible masticar. Una mandíbula fuerte difícil de romper es una necesidad evolutiva para los hombres.

Se sabe que los rasgos masculinos crecen en el hombre en la adolescencia, donde sufre una verdadera metamorfosis. A esa edad comienza la competencia intrasexual por las mujeres, y su rostro necesita esas protecciones. En esa época, el grado de desarrollo de los rasgos masculinos depende del nivel de testosterona, que a su vez es un potente inmunosupresor. Los chicos con buena salud pueden soportar grandes dosis de testosterona, mientras que los más débiles no, y su cuerpo elimina parte de ella. Es por ello que las mujeres preferirían los rostros masculinos, ya que ello indicaría buena salud en sus potenciales parejas.
Cuando empecé a interesarme por estos temas estudié libros de maquillaje, ya que proporcionan muchos indicios. En estos libros se encuentra cómo hacer para que los marcadores hormonales sean más aparentes, cómo remarcar los pómulos, reducir el tamaño de la nariz, aumentar el tamaño de los labios y corregir las asimetrías. En esto consiste una buena parte del maquillaje y sólo es un aspecto más de la industria de la belleza.

En Cirugía Plástica, cuando examinamos un rostro, rápidamente nos salta a la vista, cuales son las zonas con déficit que debemos balancear e integrar con las demás (bajo desarrollo de mandíbula), así como también, cuales son las zonas que han perdido delimitación por exceso de grasa (como en el caso de la papada). La transformación favorable en el caso del paciente de la foto, es el resultado de determinar la corrección de una atrofia mandibular, a través de una prótesis de mentón, y realizar una lipoaspiracion de la zona de la papada. En la vista de frente, un mentón ancho es característico del mentón masculino. Este implante cuadrado es un estilo especifico, y tiene la intención de formar un mentón más amplio y menos redondeado. En la actualidad hay varios modelos de mentón de silicona preformados. Observe como la cara se torna mucho más atractiva, y resalta sus marcadores hormonales.

Los modelos tienen la apariencia que tienen porque son bellos de acuerdo con nuestros patrones psicológicos de belleza. La cirugía plástica es consecuencia del deseo de la gente de corregir sus asimetrías y de resaltar sus marcadores hormonales. Hay mucha gente, que piensa que la industria de la belleza crea nuestra percepción de la belleza y nuestras preferencias, pero es justo al revés.

 

Leave a Reply